La Eurocámara da la espalda a Sarkozy y no dejará cortar Internet sin permiso del juez

El Parlamento Europeo ha dado la espalda a Nicolas Sarkozy y finalmente no ha abierto la puerta a que se permita cortar la conexión a los internautas que ‘pirateen’ música o descarguen sin permiso contenidos sin necesidad de una orden judicial, como exige el presidente francés.

Contra todo pronóstico, ‘in extremis’, la Eurocámara no ha aprobado la enmienda que preveía la desconexión de la Red los navegantes sin esperar a que un juez lo ordene cuando “la seguridad pública se vea amenazada”, una emnienda que, sin embargo, prohibía “restricción alguna a los derechos y libertades fundamentales sin una resolución previa de las autoridades judiciales”.

Y es que por 407 votos a favor, 57 en contra y 171 abstenciones, la Eurocámara ha aprobado una enmienda alternativa que exige una orden judicial para que un proveedor pueda restringir el acceso a Internet.

Esta modificación no estaba incluida en el acuerdo con el Consejo, por lo que la totalidad del paquete sobre las telecomunicaciones tendrá que ir a conciliación.

La inclusión de la excepción (‘amenazas’ a la seguridad pública) podía haber allanado el camino a iniciativas como la ley antidescargas de Sarkozy, que prevé que un organismo administrativo pueda cortar el acceso a Internet, y sin que un juez lo autorice antes, a todo aquel que, después de tres avisos, reincida y siga descargando o compartiendo archivos protegidos por los derechos de autor.

Los liberales se han desmarcado en el último minuto, se han uido a los Verdes y finalmente Estrasburgo no ha cedido a las presiones de Francia y Estados Unidos.

En su último pleno antes de las elecciones del 7 de junio, no ha aceptado una formulación muy ambigua que únicamente reconocía a los internautas el derecho a recurrir a la justicia a posteriori, cuando ya se les haya cortado Internet con una simple orden administrativa, sin que antes un juez haya estudiado su caso concreto.

Ahora se abrirá un periodo de conciliación y los gobiernos deberán negociar con el Parlamento Europeo, así que la nueva normativa ya no podrá ver la luz en esta legislatura.

Los estados de la UE habían dado luz verde a la totalidad del ‘Paquete’, pero el rechazo de un elemento significa un retorno a la mesa de negociaciones. “Cuando una parte se rechaza todo el paquete de ir a la conciliación”, dijo Catherine Trautmann, la socialista francesa que dirigió el marco de la reforma en el parlamento.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>