Google se desvincula de Samsung

Desde que la sentencia emitida por el tribunal federal de San José (California) condenara a Samsung a pagar 1.000 millones de dólares por violación de  patentes de dispositivos Apple, Google ha emprendido una campaña para desvincularse del fabricante surcoreano en busca de reforzar su imagen pública. El buscador ha anunciado en un comunicado que un tribunal de apelaciones se ocupará de revisar la sentencia, que afecta a las licencias de Android. Según esta sentencia, Android habría vulnerado cuatro patentes.

Google ha asegurado que la oficina de patentes de Estados Unidos está examinando las licencias que Samsung infringió. Asimismo, se ha exculpado diciendo que la mayoría de ellas no están relacionadas con Android.

Las cuatro patentes de Apple que Android ha vulnerado

Según la sentencia judicial, las cuatro patentes se relacionan con el diseño de la interfaz y el diseño del navegador de Android. En concreto, se tratan de la patente 163, relativa a la función “tap” que nos permite hacer zoom en el navegador para ampliar el tamaño de la pantalla; la patente 381, relacionada con el “efecto rebote” al llegar al final de una lista; la patente 915, que nos permite hacer zoom con dos dedos y desplazarnos hacia arriba o hacia abajo con un dedo; y la patente 305, que tiene que ver con la organización de los iconos en la interfaz.

La guerra más mediatizada del mercado tecnológico comienza a tener sanciones económicas, pero también comerciales. En Estados Unidos, Samsung ha sido condenada a pagar 1.000 millones de dólares, pero en el peor de los casos podría ser penalizada con la prohibición de distribuir el último modelo Galaxy en el mercado estadounidense, con lo cual reduciría considerablemente el volumen de beneficios. En 2011, Samsung vendió 50 millones de teléfonos inteligentes, lo que supone casi el doble de los terminales vendidos por Apple.

Paralelamente, el tribunal de Séul ha dictaminado que las dos compañías se copiaban mutuamente. Según esta sentencia, Apple había imitado dos patentes de transmisión de datos de Samsung, mientras que el gigante surcoreano había copiado el efecto rebote de la pantalla de Apple. La compañía fundada por Steve Jobs ha sido condenada a pagar 17.650 dólares en concepto de daños y perjuicios y deberá dejar de vender el iPhone 4 en Corea del Sur. Por su parte, Samsung no podrá vender 10 de sus productos en Corea del Sur, entre ellos se encuentra el Galaxy SII.

Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>