El proceso tecnológico se extiende a los desguaces de coches

Muchas veces oímos la palabra tecnología e, inevitablemente, la asociamos a descubrimientos enormemente punteros, a cohetes venciendo la gravedad terrestre para salir a explorar nuevos mundos, a máquinas que pueden hacerlo absolutamente todo, a videoconsolas que exhalan olores para hacer del juego una experiencia enormemente sensorial… Y sin embargo nos olvidamos de la tecnología de andar por casa, de esa forma de hacer las cosas que nos ayuda bastante a que todo sea más sencillo, más accesible y sobre todo más adecuado.

Por eso los últimos avances también influyen en nuestra forma de reparar el automóvil, porque hoy en día recurrir a la segunda mano para ello resulta de lo más pertinente. Pongamos un ejemplo para ilustrar lo que estamos diciendo. Imaginemos que vivimos en el Levante español y que estamos buscando desguaces en Valencia y provincia. En nuestra anterior era analógica lo que haríamos sería coger una guía de papel o levantar el auricular y llamar a nuestro amigo o cuñado para comprobar si ellos saben dónde reparar el coche de forma barata. Pero sin embargo, gracias a la entrada de internet en nuestras vidas (elemento tecnológico donde los haya) y con la puesta en marcha de los desguaces virtuales (un buen ejemplo puede ser tudesguace.com (te lo hemos enlazado anteriormente, pero existen muchos más)), todo se convierte en enormemente sencillo y pertinente. Ya no hay que perder el tiempo deambulando por Valencia, Castellón, Alicante o cualquier otra parte done vivamos. Ahora lo único que importa es tener claro que con una guía virtual de desguaces podemos hallar lo que necesitamos en un solo clic.

Pero la tecnología no se para ahí, sino que sigue su curso de manera invariable. En efecto, imaginemos que necesitamos cerciorarnos de que esa pieza que hemos comprado es buena y cumple con todos los parámetros. Pues bien, basta con comprobar si la empresa donde la hemos adquirido está al día con las normativas europeas y nacionales habidas y por haber, porque si es así tendremos por seguro que no habrá nada más conveniente ni mejor a la hora de poner en marcha un coche. Que algo esté certificado por las ISO, por ejemplo, es una enorme garantía de que estamos ante una pieza segura y funcional.

Queda otra cuestión fundamental que ilustra a las claras por qué la tecnología alcanza cotas que no pensábamos en los desguaces: el cuidado medioambiental. En efecto, con la puesta en marcha de las herramientas que anteriormente te hemos citado nos hemos dado cuenta de que en realidad las empresas de piezas usadas se han convertido en negocios de reciclado con un agradable color verde, ya que los procesos de reciclado y desguazado de los coches siniestrados se han ido afinando con el paso del tiempo. Así que tener esto claro nos resultará enormemente pertinente si queremos cerciorarnos de que en un desguace se siguen las normativas de calidad más intensas y adecuadas. Y todo ello gracias, sin duda alguna, a la tecnología bien entendida

Esta entrada fue publicada en Buscadores y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>