A veces conviene parar un poco en nuestra ajetreada vida tecnológica

gruartnuevoPensemos por un momento hasta dónde nos ha traído el siglo XXI. La verdad es que da miedo mirar hacia atrás y ver todo lo que hemos avanzado en el campo de la tecnología. No lo decimos porque tengamos reparos a usar según qué gadgets, de hecho somos firmes defensores de ellos. Pero está claro que una sociedad tan tecnificada como la nuestra es mucho más vulnerable a ataques contra servidores o contra generadores eléctricos. Dependemos tanto de la electricidad, somos tan deudores de los ordenadores y distintos elementos “on line” de la vida cotidiana que si alguien decidiera conquistarnos seguramente empezaría por cortarnos las alas en los medios informáticos.

Así que pensamos que ha llegado el momento de que abras un paréntesis en tu vida de tecnológico (y no lo decimos para en entre ellos escribas alguna orden o comando) y te des un capricho de los denominados de siempre, de la tradición, un capricho que se vierte en un decantador, se sirve a una temperatura indicada según el color y se degusta en copa de cristal: el vino.

Somos un país deudor de este licor, y no podemos apartarlo de nuestras señas de identidad. De hecho la dieta mediterránea, esa que es tan saludable y que se ha convertido en patrimonio inmaterial, es excelente precisamente porque combina todos estos elementos. De esta forma se puede llegar a conseguir un buen modo de alimentarse que tiene un refrendo de miles de años y que afecta a un montón de países.

De hecho, te vamos a pedir que uses tus medios tecnificados para que busques todo lo relacionado con el mundo vitivinícola en Internet, desde el primer momento (que puede ser, por ejemplo, la recolección en la viña) a la degustación final. Encontrarás por la mitad del camino sitios como gruartlamancha, empresa puntera dentro del campo de obtención de tapones de corcho, bodegas que hacen catas de vino a la luz de la luna o que hacen visitas guiadas en globo o en bicicleta. Y todo ello te permitirá hacer una paradita y comprobar que fuera del teclado existe un mundo donde el placer de saborear un buen caldo resulta de lo más entretenido y adecuado.

Además, como colofón te diríamos que todo lo relacionado con la obtención de buen vino tiene un montón de derivadas tecnológicas que resultan de lo más oportuno para los que necesitan localizar aquello que mejor les vendrá a la hora de tener más por menos. Hacer vino hoy en día no es pisar las uvas con los pies, es incluir un montón de elementos de todo tipo en su obtención, desde el mosto yema a otro tipo de circunstancias en las que lo tecnológico participe. Por tanto no deberías olvidar que entre clic aquí y tecleo allá hay un mundo que conserva el sabor de antaño, que te permitirá relajarte adecuadamente y que te ofrecerá  un montón de buenos productos.

 

Esta entrada fue publicada en Consejos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>