Netflix: el genio de los 3 deseos

Hace unos días la revista Forbes daba la bienvenida a un nuevo miembro que entraba a formar parte de la lista de personas más ricas del planeta. Se trata del profesor de matemáticas Reed Hastings, cuya fortuna no proviene de sus dotes como docente, sino más bien por su revolucionaria idea de ofrecer películas y series en streaming: por supuesto nos referimos a Netflix. Lo que comenzaba hace menos de veinte años como un servicio de alquiler de DVD a domicilio ha terminado cambiando nuestra forma de consumir contenidos audiovisuales. Ya ocurrió algo parecido en su día con Spotify, plataforma que nos hizo concebir nuevas formas de escuchar la radio, siendo nosotros los creadores de nuestras propias listas, y contando con beneficios especiales al hacernos con una cuenta premium. Era solo cuestión de tiempo que el mundo de las series aprovechara estas nuevas tendencias para sacar tajada adaptándose a los gustos y costumbres de las nuevas generaciones que, en lugar de venir con un pan debajo del brazo, parecen llegar directamente con una tablet o un smartphone.
El éxito de Netflix es universalmente palpable. A día de hoy se encuentra presente en 113 países y cuenta con la friolera de 70 millones de clientes. Un bombazo de esta magnitud no puede ser casual. En este artículo analizamos las claves que han situado a Netflix como la plataforma favorita de los cinéfilos y seriéfilos del mundo, los cuales parecen haber encontrado sus deseos hechos realidad en esta plataforma. Estos son los 3 aciertos del genio Hastings:

houseofcards

El Streaming
Como mencionábamos al principio, los tiempos han cambiado y ya no es necesario plantarse frente al televisor a esperar a que nuestros programas preferidos aparezcan en pantalla. ¿Para qué soportar anuncios y depender de los rígidos horarios de las cadenas tradicionales? Esos límites comienzan a ser cosa del pasado. Nada de esperas ni de descargas. Con esta herramienta los usuarios pueden elegir sus contenidos favoritos y verlos directamente sin demoras incómodas. Basta con tener un el dispositivo apropiado a mano: ordenador, smatphone, Tablet, Smart TV, etc. El espectador elige lo que ve y cuándo lo ve. Así de sencillo.

Calidad visual
A diferencia de otras páginas webs (“ilegales”) que ofrecen contenidos similares, como las ya extintas seriesyonkis o series.ly, los vídeos de Netflix cuentan con una calidad HD e incluso 4K. Eso sí, para disfrutar de la mejor calidad es necesario que el dispositivo que usemos tenga capacidad para soportar estas resoluciones.

Contenidos propios
Conforme ha ido creciendo esta nueva herramienta, la misma empresa ha invertido auténtica millonadas en generar sus propias series. Es el caso de las exitosas House of cards, Narcos o Dardevil, por citar algunas de las series más conocidas del momento. Es decir, que la distribuidora se ha convertido en productora de sus propios contenidos,  demostrando buen ojo a la hora de apostar por series de temática variada para todos los gustos: drama, acción, política, etc.

No hay lugar para las dudas. Netflix ha aparecido para confirmar y acentuar la migraciónque se está produciendo por parte de las audiencias de la televisión a Internet. Esta tendencia, que ya comenzó a reforzarse con el éxito de Youtube, se presenta como un verdadero quebradero de cabeza para los medios convencionales que empiezan a morderse las uñas ante lo que parece ser un enemigo que ha llegado para no marcharse. El tiempo dirá si la televisión que hasta hace poco hemos conocido está viviendo la crónica de una muerte anunciada. Quizá no haya que esperar tanto tiempo.

Esta entrada fue publicada en Internet y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>