Adicciones producidas por la tecnología

Parece que ya queda muy lejos la época en la cual salíamos a calle sin un teléfono móvil en el bolsillo o poder mantener una conversación a través de la línea telefónica en lugar de a través de la aplicación de whatsapp.

A pesar de que la tecnología nos resuelve muchas cosas en el día a día cada vez más, a la vez nos va volviendo esclavos de un aparato y unas aplicaciones que nos acompañan a cada momento. Entre las adicciones tecnológicas que más se ven en el hombre, destacan aquellas que tienen fácil accesibilidad y las que permite que se aleje un poco de la soledad.

Adicción al móvil

La más clara de todas. Los teléfonos móviles se han convertido en un apéndice más del ser humano. Con la consulta constante a todo lo que ocurre, vigilar si se tiene alguna notificación pendiente. Un modo de saber que ocurre en el mundo en cada momento, provocando que nos olvidemos de nuestro propio mundo en ocasiones.

Dingeing

Es la necesidad imperiosa de poder encender el smartphone tras haber permanecido separado de él durante un período de tiempo. Un sentimiento que llega a equipararse con los reencuentros entre seres querido.

BackLog Depresión

Un sentimiento de ansiedad y necesidad por poder revisar sus correos o mensajes, siento que se van acumulando. Una calma sobre la que le cuesta volver a tomar el control tras haber conseguido su objetivo.

Divorcio digital

Esto no solo ocurre entre parejas, sino en grupos de amigos. Cada vez es más común ver a un conjunto de personas, ya sea en un lugar público o en el ámbito del hogar, conectados cada uno a su dispositivo, ignorando a la persona que tiene al lado, siento su presencia como un escape a la soledad, pero sin cruzar palabra.

Likes

Buscamos la aprobación de todo los que hacemos al subirlo a internet, esperando que nuestros fotos, comentarios o estados gusten. La falta de likes puede provocar depresiones, mientras que sentirnos seguidos y agradar sube el ego.

Estos son tan solo algunos de los problemas y adicciones que el uso de las nuevas tecnologías está creando en nuestra sociedad. Unos daños que, sin duda, continuaran creciendo con las generaciones que están por venir si no buscamos el remedio que permita establecer un equilibrio entre el mundo real y el tecnológico.

Esta entrada fue publicada en Consejos y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>